La apuesta de Iberoamérica por una cooperación que aborde los retos medioambientales

Persona buceando
La cooperación Sur-Sur y Triangular iberoamericanas han respondido al desafío global de proteger el medioambiente y avanzar hacia un desarrollo verdaderamente sostenible.

La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible aprobada en 2015 por los Estados miembros de las Naciones Unidas, planteó un nuevo consenso global sobre desarrollo, en el que la dimensión ambiental es una parte indivisible de la social y la económica. En su preámbulo el documento se compromete a “proteger el planeta contra la degradación, […] la gestión sostenible de sus recursos naturales y medidas urgentes para hacer frente al cambio climático”. Esto ha sido reforzado por otros acuerdos internacionales importantes como el Acuerdo de París, con los que los países iberoamericanos se han comprometido.

Por otro lado, la pandemia de la COVID-19, pone aún más en alerta sobre la importancia del cuidado de los ecosistemas. En 2016, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) alertó sobre el alto porcentaje de nuevas enfermedades infecciosas en humanos que eran de origen zoonótico, y sobre la relación estrecha entre estas y la salud de los ecosistemas.

La cooperación Sur-Sur y Triangular de Iberoamérica no ha sido ajena a estos desafíos. De hecho, una de las tendencias más destacadas de los últimos años es el peso que ha ido ganando el sector Medioambiente, que pasó de abarcar el 4,4% de las iniciativas en 2007 a 8,1% en 2019, tal como puede verse en el siguiente gráfico:

 

Gráfico 1. Evolución de la cantidad de iniciativas de cooperación en el sector Medioambiente por tipo de instrumento y participación en el total de iniciativas. Iberoamérica con todos los socios. 2007-2019. En unidades y porcentaje sobre el total.

Evolución de la cantidad de iniciativas de cooperación en el sector Medioambiente por tipo de instrumento y participación del sector Medioambiente en el total de iniciativas. Iberoamérica con todos los socios. 2007-2019
Fuente: SEGIB a partir de agencias y direcciones generales de Cooperación

A su vez, la participación del sector Medioambiente sobre el total de iniciativas ha crecido ininterrumpidamente desde 2013, y en siete años llegó a duplicar su peso (aumentó 113% entre 2013 y 2019). Sin embargo, la importancia que los países conceden a los retos medioambientales no se manifiesta solo en términos de cantidad, sino también en la dimensión de las intervenciones. En efecto, como sugiere el gráfico anterior, la cooperación orientada a Medioambiente ha tendido a instrumentalizarse a través de proyectos y programas, herramientas de una dimensión mayor que las acciones, las cuales han sido progresivamente desplazadas.

La tendencia de crecimiento del sector se observa en todas las modalidades de CSS, pero es aún más fuerte en la Triangular. En esta modalidad la participación del sector Medioambiente tuvo su máximo en 2016, cuando englobó más de un sexto de las iniciativas (17,5%) y se mantuvo alto hasta 2019, último dato disponible.

 

Gráfico 2. Distribución sectorial de las iniciativas de cooperación Triangular. Iberoamérica con todos los socios, 2019. En porcentaje.

Gráfico. Distribución sectorial de las iniciativas de cooperación triangular. Iberoamérica con todos los socios, 2019.
Fuente: SEGIB a partir de agencias y direcciones generales de Cooperación.

Como se observa en el gráfico anterior, en la cooperación Triangular de 2019, Medioambiente fue el sector que abarcó mayor cantidad de iniciativas, seguido de Agropecuario y de Gestión de desastres, este último también estrechamente vinculado con los temas ambientales.

*

Fuente:  SEGIB a partir de agencias y direcciones generales de Cooperación, ONU (2015), (2021) y UNFCC (2021)

Fotografía: proyecto de cooperación Triangular «Desarrollo de un mecanismo financiero innovador para la conservación de arrecifes de coral en República Dominicana» con el apoyo de Alemania y Costa Rica. Compartido por República Dominicana.